Posteado por: ere101 | febrero 10, 2015

La tensión que nos configura

Necesitamos acercarnos para tener un sentido de comunidad, para sentir que no estamos solos en el mundo. Pero precisamos mantener nuestra distancia para preservar nuestra independencia, para que otros no abusen de nosotros o no nos avasallen. Esta realidad refleja la condición humana. Somos criaturas individuales y sociales. Necesitamos de otras personas para sobrevivir, pero deseamos sobrevivir como individuos.
Otra forma de considerar esta dualidad es que somos todos iguales y todos distintos. Sentimos bienestar cuando nos comprenden, y sufrimiento ante la imposibilidad de que no nos comprendan por completo. Pero también experimentamos bienestar por el hecho de ser diferentes -especiales y únicos- y sufrimiento por el hecho de ser iguales a los demás, sólo un diente más de una pieza del engranaje.

Deborah Tannen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: