Posteado por: ere101 | noviembre 25, 2014

Una vida interesante

En la era de la dinámica relacional y la producción comunitaria entre pares, tener una vida interesante implica desarrollar la vida en tres esferas de interés.

La primera esfera es la de la pasión y el propósito. Cada uno tiene que encontrar lo que nos llena de energía, lo cual no siempre es fácil. Claro, esto no puede ser la única motivación porque la vida y la sociedad nos piden hacer cosas que pueden no ser siempre placenteras, pero que de todas formas tienen que hacerse. Pero no cabe duda de que para vivir una vida feliz debemos encontrar una actividad que nos haga felices, que nos de un propósito, y esto suele ser algo que haga una contribución real a la vida de los demás.
La segunda esfera es la de nuestras habilidades. La pasión por sí sola no es suficiente, tenemos que aprender las habilidades necesarias para operar efectivamente en la esfera de nuestro propósito y nuestra pasión. Pero el aprendizaje se hace mucho más fácil cuando estamos involucrados activa y apasionadamente en lo que hacemos. Cuando estamos en estado de flujo, el aprendizaje se hace mucho más fácil y natural.
Finalmente, la tercera esfera es la de la necesidad social, las necesidades de los demás. Si solo tenemos la primera y segunda esferas, puede que tengamos una vida interesante, pero nos va a resultar casi imposible sostenernos económicamente. Por eso tenemos que de alguna manera desarrollar una habilidad en una área que nos apasione, pero que también responda a una necesidad social.

¿Qué significa esto en la práctica? Tenemos que encontrar un bien común para producir en comunidad con nuestros pares, en la que podamos involucrarnos significativa y apasionadamente usando nuestras habilidades. A través de nuestra contribución a este procomún también nos ganamos nuestra posición social: capital social que se genera a través del reconocimiento, capital educacional que crece con el involucrarnos en el proyecto; capital relacional que emerge de nuestra integración en una comunidad con propósito.

Es a través de nuestras contribuciones, y ya no a través de nuestro rol social en el sistema capital-trabajo, que encontramos el significado de nuestras vidas. Pero el P2P es pluralista, podemos involucrar los distintos aspectos de nuestro ser en un solo proyecto si queremos, pero también nos podemos involucrar con una variedad de comunidades, cada una representando una parte distinta de nuestro ser. El P2P está por lo tanto basado en la equipotencialidad, el reconocimiento de que la gente no debería compararse entre sí como si fuesen mejores o peores que el otro, sino que cada uno de nosotros tenemos habilidades en las que somos mejores que los demás, y otras en las que no. El nuevo sistema social, basado en la estigmergía (el lenguaje social de los insectos aplicado a la cooperación mutual a través del uso de señales), nos permite ver donde se nos necesita, con qué habilidades.

Una vez lo encontremos, podemos pensar en convertirlo en la manera en que nos ganamos la vida a través de la creación de relaciones cooperativas.

Michel Bauwens

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: