Posteado por: ere101 | junio 8, 2014

Nuestra complejidad

Los escritores del llamado período naturalista, Zola y su tiempo, sólo se referían a los rasgos principales de carácter de las personas. No veían utilidad en los matices de la psicología. La gente tenía una capacidad dominante que gobernaba sus actos. Dostoievski y otros nos enseñaron algo diferente sobre el hombre. No creo que, desde el comienzo mismo, haya en ninguno de mis escritos una sola persona con esta capacidad dominante y unitaria. Tdos carecen del llamado carácter: están divididos y fragmentados y no son ni buenos ni malos, sino ambas cosas a la vez. Variopintos y cambiantes en su mente y en sus actos. Es indudable que yo mismo soy así. Es muy posible que sea agresivo y que tenga algunos de los demás rasgos sugeridos por el profesor: vulnerable, receloso, egoísta, generoso, celoso, probo, lógico, sensible, de talante frío. Todos esos serían rasgos humanos, pero no puedo atribuir a ninguno de ellos preponderancia en mi persona

Knut Hamsun

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: