Posteado por: ere101 | abril 14, 2014

Aprendizajes de un profesor

Y, ¿qué he aprendido?

Que enseñar no es solo una forma de ganarse la vida. Es, sobre todo, una forma de ganar la vida de los otros.
Que el amor en esta profesión es esencial: el amor a los que se enseña y el amor a lo que se enseña.
Que solo aprende el que quiere. El verbo aprender como el verbo amar no se pueden conjugar en imperativo. Por eso es fundamental despertar el amor al aprendizaje.
Que las semillas de la educación fructifican, algunas mucho tiempo después de sembrarse.
Que es muy importante saber vivir la profesión porque no habrá otra oportunidad de volver a vivirla.
Que las palabra autoridad proviene del verbo latino actor, augere, que significa hacer crecer.
Que sin optimismo es difícil afrontar la tarea de la enseñaza, porque estará abocada al fracaso.

Miguel Ángel Santos Guerra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: