Posteado por: ere101 | enero 23, 2014

Una metáfora

Cuando un ordenador se avería, no se arregla por sí mismo. Lo tienen que abrir y hacerle algo, o llevarlo a un profesional que lo repare. La metáfora del ordenador ha impregnado tanto nuestro pensamiento que a veces creemos que las personas somos como ordenadores y que la psicoterapia es como un taller de reparaciones o como una suerte de reprogramación. Pero las personas no somos ordenadores, y solemos recuperarnos por nuestros propios medios y bastante rápidamente de casi cualquier cosa que nos suceda. Pienso que hay una metáfora mucho mejor: la de que las personas somos como plantas. Durante mi época escolar tenía un pequeño jardín frente a mi casa en Filadelfia. Yo no era un muy buen jardinero y viajaba bastante durante el verano, por lo que a veces mis plantas se secaban y casi morían. Pero lo que sorprende de las plantas es que si no están completamente muertas vuelven a florecer completa y magníficamente si les damos las condiciones adecuadas para ello. No podemos “reparar” una planta; sólo darle las condiciones adecuadas -agua, sol y tierra- y luego esperar. Ella hará el resto.
Jonathan Haidt

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: