Posteado por: ere101 | julio 27, 2013

Dudando voy

Vuelvo al voluntariado en Entreculturas, y hace unas semanas tuvimos unas jornadas de formación. En el taller sobre acompañamiento de personas voluntarias, en un ejercicio práctico yo tenía una duda sobre lo que se nos pedía hacer. Veía varias opciones para responder. Comenté la cuestión con el formador del taller y no me la resolvió, me dijo que sería interesante que trabajase lo que a mi me surgía al respecto. Hice el ejercicio, seguimos avanzando temario, yo volví a expresar alguna duda. Y en un momento dado me hacen un comentario jocoso sobre cuánto dudo, que a mi me sentó mal (me temo que a veces puedo ser muy susceptible) y se me quedó el tema rondando por la cabeza. Lo fuí procesando, e incluyo hice yo algún chiste al respecto, de manera que acabé teniendo una revelación al respecto. Veía lo de dudar como algo negativo, en el sentido de expresar inseguridad o dificultad para entender cuestiones que otras personas parecían captar con facilidad. La conclusión a la que llegué es que si dudaba era porque en una situación apreciaba diversos matices o posibilidades que podían ser muy reales. En vez de verlo como algo negativo, en ese momento lo percibí como una riqueza. El problema no es dudar, porque es reconocer que la realidad tiene muchas dimensiones y facetas, mi problema es tolerar la incertidumbre de no saber, hasta que sea capaz de hacer algo que aclare la situación o incluso aceptar, que haga lo que haga puedo seguir sin tener certezas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: