Posteado por: ere101 | junio 13, 2013

Ver para creer

Acabo de ver al ministro Arias Cañete en El Hormiguero, mientras cenabamos. Y me ha producido un malestar en el estomago, no creo que fuera el yogur que me he comido, que no estaba caducado, que curiosamente me lo comía mientras el ministro hacia lo propio con uno caducado para confirmar con los hechos sus declaraciones de hace unos meses.
La razón era otra, escuchar una vez más a unos señores que tienen una gran responsabilidad, como es la de gobernar, tratarnos a los ciudadanos como si fueramos niños. Estoy harto de las falsedades, del retorcer los hechos, de los eufemismos, de la mentira descarada, que se creen que dicha con mucha convicción nos la vamos a creer. Lo he dicho alguna vez, no creo mucho en la objetividad, somos subjetividades con piernas. En lo que si creo es en el rigor a los hechos, en la autocrítica, en la voluntad de llamar a las cosas por su nombre, aunque todo sea susceptible de interpretación.
Un ejemplo, para proteger el medio ambiente, ducharse con el agua fria que sale antes que la caliente, asi no se desperdicia tanta agua. Me parece estupendo, incluso yo lo practico a mi pesar. Lo que me indigna, es que hablen de preocupación por el medio ambiente después de aprobar una ley de costas que permite edificar en las playas. Una vez más sacrificando la naturaleza a la especulación y el negocio.
Al parecer, Rajoy ha decretado el estado de optimismo. Resulta que hace dos años, gobernando Zapatero, todo era un desastre y estabamos al borde del abismo, ahora después de año y medio de gobierno del PP, todos los indicadores económicos, empezando por el desempleo, están peor, pero debemos estar agradecidos. Porque las reformas del gobierno han evitado el desastre ¿?. Y ya vamos por el buen camino. El señor ministro, muy campechano él, nos venía a decir esto, que todo va a mejor, que todas las reformas se hacen pensando en la sostenibilidad del sistema. Ver para creer.

Posdata: El ministro Wert, en relación a la posible implicación de Messi en un delito de fraude fiscal; “La ley igual para todos, incluso para el número uno”. Lo dice un ministro de un gobierno que aprobó una amnistía fiscal a personas que cometieron delito de evasión de impuestos y por mucho más de cuatro millones de euros. ¿Es o no es para cabrearse?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: