Posteado por: ere101 | junio 4, 2013

Trabajo, motivación y consecuencias

En mi empresa, a petición del cliente, la universidad, cuando había que realizar labores fuera del horario habitual de trabajo, se pagaban horas extraordinarias. Llegó la crisis y en los últimos años en vez de pagar con dinero el trabajo realizado fuera del horario, empezó a compensar con tiempo, por ejemplo, por cuatro horas trabajadas más allá de la jornada habitual, daba un día libre. Ahora lo que pretenden es no pagar, y no compensar con tiempo, simplemente cambiar los horarios de trabajo en función de las necesidades de la universidad, no como algo habitual, sino en momentos puntuales.
A raíz de esto, me hago una reflexión que profundiza en algunas ideas que me venían rondando hace ya tiempo.

Si el objetivo de las reformas laborales es facilitar a los empresarios su actividad para que las empresas vayan bien y puedan contratar personas que están en el paro, y ese facilitar tiene que ver con dar un gran margen de actuación, de manera que cada vez sean más capaces de dictar las condiciones laborales prácticamente de forma unilateral, ¿ no llegaremos o más bien ya hemos llegado a la situación de que muchas personas trabajadoras si quieren seguir trabajando tengan que aceptar condiciones laborales que bordean la explotación?. Si llegamos al punto en que los empresarios regulen las condiciones del mercado laboral, sin el contrapeso de los convenios laborales, ¿ qué haremos cuando nos digan “esto es lo que hay, si no te interesa te puedes ir cuando quieras, que yo tengo a cincuenta personas deseando aceptar este puesto”?.

Si ahora el miedo a perder el puesto de trabajo va a ser la principal motivación de los trabajadores para hacer su trabajo, ¿cuáles serán las consecuencias? ¿que haré yo, si pienso que mi empresa me explota, pero que de ningua manera quiero perder el trabajo?¿cuál será mi implicación con la empresa, con la calidad del trabajo que desempeño? ¿no habrá muchas personas que piensen “voy a hacer lo mínimo para que no me echen” de manera que se escaqueen todo lo que puedan y cuando encuentren algo con condiciones un poco mejor se vayan? ¿y esto de verdad no va a repercutir en la calidad de los servicios, de los productos? ¿de verdad el empresariado y los políticos quieren empresas llenas de trabajadores desmotivados, resentidos, deseando irse a la menor oportunidad? Pues si son baratos y sumisos, parece que si.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: