Posteado por: ere101 | octubre 7, 2011

Pensar un poquito mejor

El psicólogo Edward Bono, de la Universidad de Cambridge, nos da siete claves para mejorar nuestros razonamientos.
1- Retrasar la decisión
La sabiduría popular nos enseña que es conveniente, sobre todo ante decisiones importantes, no ser impulsivos, “contar hasta diez”. A veces la reacción instintiva a un determinado problema nos aboca al error. El psicólogo Edward Bono nos aconseja seguir la pauta MMI: “más, menos, interesante” durante al menos tres minutos.

Esto es, sopesar, indagar: las ventajas y desventajas de tomar tal o cual decisión, lo acertado o desacertado de una u otra, y lo más interesante de las mismas. Su intención es reducir nuestros prejuicios.

2- Tomar en consideración todos los factores
Reflexionar sobre todos y cada uno de los aspectos que encierra la decisión. Ocurre que, muchas veces, cuando nos decantamos por un camino, descubrimos que ocurren acontecimientos fácilmente predecibles que, sin embargo, no tuvimos en cuenta en un primer momento.

Realizar un listado de todos los factores y aspectos de la decisión es más importante cuanto más relevancia tenga el juicio que vayamos a tomar.

3. Sopesar las consecuencias

Poner en juego la imaginación es otra de las pautas a seguir para tomar una decisión correcta. Situarnos en el tiempo, a cinco, diez o incluso más años. Lógicamente, no podemos predecir el futuro, pero si colocarnos en multitud de situaciones que la decisión nos podría llevar a afrontar. Sean éstas negativas o positivas, hay que considerarlas todas.

4- Descubrir lo que se intenta conseguir

Ver qué metas queremos alcanzar, mediante una lista sobre lo que nos induce a actuar de esa forma, para ver con claridad los objetivos. De esta forma, además, impediremos que objetivos secundarios interfieran con el principal.

5. Tomar en cuenta las prioridades

No dejar que la pasión nos mueva, ver qué alternativas tenemos y medir la influencia de cada una de ellas en la decisión que podamos adoptar.

6. Buscar otras posibilidades

Enraizando con el punto anterior, una vez descubramos las diferentes alternativas, podemos considerarlas todas, incluso aquellas que nos parezcan más sinsentido o descabelladas. Poco a poco, descartaremos las que nos parezcan peores para el objetivo buscado.

7. Empatía
La empatía o la capacidad para ponernos en el lugar del otro, es una práctica que nos ayuda a resolver muchísimos problemas. Anotar, en su caso, qué harían, argumentarían o tendrían en cuenta otras personas nos enriquecerá en cuestión de alternativas e, incluso, nos pueden aportar soluciones inesperadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: