Posteado por: ere101 | mayo 21, 2011

La sociedad en la que creo

Noche mágica en la Puerta del Sol. Miles y miles de personas, dialogando, aportando, ayudando, haciendo aquello posible. Con las ideas muy claras, con respeto, con libertad, con el gusto de encontrarte con la gente, con alegría, con buen humor, rebosando creatividad, con diversidad, con civismo, mucho, muchísimo civismo y responsabilidad.

Ayer viví la sociedad en la que creo y en la que quiero vivir. Personas cooperando, organizándose para que todo el mundo se sintiera agusto, ofreciendo la comida que la gente no paraba de aportar, cada persona poniendo lo mejor de sí, para ayudar, para hacer que la incomodidad de estar horas y horas en un espacio tan reducido fuera más llevadero, con humor, con cariño. Concienciada, animada, combativa, respetuosa, gente de todas las edades, de sensibilidades muy diferentes, felices de estar ahí, conscientes de vivir un momento mágico, histórico, cargado de simbolismo.

Y ese minuto de silencio…

Mi mayor admiración por los organizadores, que no sé quienes son, porque de verdad se lo han currado, lo que han conseguido en tan poco tiempo, es increíble. Cuando en un momento determinado, pasaron por dónde estábamos, recogiendo la basura, me emocioné. Por quien iba con la bolsa, y por la disposición de la gente de colaborar. Me emocioné porque en ese momento fui consciente de lo que está gente está consiguiendo, y sobre todo cómo lo están haciendo. Cuidan mucho los detalles, y quieren hacerlo bien en todos los sentidos.

Ahora viene algo más difícil aún, ¿Cómo seguir? Pero, de verdad, que ya hemos conseguido mucho, muchísimo.

Nos han vendido una moto, que la sociedad es una selva y sólo sobreviven los más fuertes. Que hay que competir, por un puesto de trabajo, por un ascenso, por alcanzar la fama, por ser unos ganadores y no unos perdedores. Pero esa es sólo la visión que sirve a sus intereses.
Frente a esa visión, podemos concebir la sociedad como un proyecto de convivencia, dónde cada persona pueda encontrar su camino hacia la felicidad y la plenitud. Donde en vez de competir, cooperemos ofreciendo lo mejor de nosotr@s para crear esa sociedad donde todas las personas tengan un lugar y puedan vivir una vida digna.

Esto no va a quedar aquí. Independientemente de lo que se logre, ya se ha conseguido lo más importante, tocar el corazón de la gente y convencer a muchas personas que encontrarse con l@s otr@s, y cooperar para transformar la realidad merece la pena.

PODRÁN PRECARIZARNOS LA VIDA, PERO NUNCA NOS QUITARÁN LA ASPIRACIÓN DE UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA.

Anuncios

Responses

  1. Guauuuuu!!
    Vaya post más emotivo, coherente, justo….

    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: